sábado, 25 de septiembre de 2010

En Bici de el Portalet a Viena. Primera parte

 31 de Agosto 2010

El Portalet
El día comienza muy temprano para poder estar en la frontera de Portalet, aunque al final son pasadas las nueve y media cuando llegamos y a las diez cuando comienzo a pedalear.
Lo que prometía ser un día tranquilo de toma de contacto, no lo fue tal, y ya en las primeras curvas tuve que parar a ponerme guantes de forro y cortavientos que no quité hasta prácticamente 30 Km. más abajo en Laruns. De ahí a Lovie Juzon llanito al sol muy agradecido, pero después atendiendo a las recomendaciones de vía Michelin…comenzamos a subir y bajar, lo que será tónica general hasta el final. Paisajes con mucho encanto con casitas de ensueño que me hacen soñar. Seguir la ruta imposible, así que por departamentales seguimos para llegar a Tarbes, donde un amable ciudadano nos acompaña con su coche para mostrarnos la buena ruta.
Desde aquí la nacional 21 con idea de llegar a Auch (173 Km.), pero al final con buen criterio para poder aguantar todos los días a los 150 encontramos un camping en Mirande donde reposar nuestro dolorido cuerpo.

Muchas sensaciones se mezclan, los nervios de los preparativos, el miedo a lo desconocido, la preocupación por la bici (que aguanta mejor que yo), la emoción, los temores, lo que faltará, y lo que sobrará…en fin, se que es un proceso con su tempo natural, así que con un poco más de distancia escribiré sobre ello.

1 de septiembre de 2010

Aunque el despertador suena a las 7, hay 11 graditos dentro de la tienda, condensación…nos giramos y son ya las 9 al despertarnos..desmontar el campamento y son de nuevo las 10 cuando pedaleamos hasta llegar a Auch, a unos 28 Km. donde aprovecho para hacer unas compras, que son mi desayuno y mi próxima comida.
Desde aquí cuestas imprevistas van minando la moral, y en un apartadero de la carretera tengo mi primer momento reflexivo-filosófico que junto con estiramientos y respiraciones me ayudarán a ver mejor las cosas. La ruta continúa y un sorprendente Mauvezin me sirve de parada, comida..y una cervecita para poder rellenar los bidones.
Desmontando el campamento
Aun quedan 55 Km. y aunque la ruta llanea con alguna pequeña subida, al llegar a Beaumont, y tras solo 20 km para a comer un melón que llevo transportando desde la mañana. Los pueblos son especialmente bellos y el fondo pirenaico que me une a mi casa ya hace tiempo dejo de verse. Los últimos 30 Km. se vuelven a hacer muy duros, y me presento en Montauban pasadas las 6 y media, así que ni oficina de turismo, ni nada. Tampoco albergue, así que me rasco el bolsillo y al hotel, seguro que el cuerpo lo agradecerá.

No termino de encontrar el ritmo, y me preocupa saber a donde llegaré. Por ahora todo va bien, la ruta, el tiempo, la bici…solo yo no termino de ir. La cabeza se rinde a veces, y arrastra al cuerpo que necesita de paradas frecuentes. El camino te lleva y debes encontrar su ritmo .Pequeños momentos gratifican, pero los mensajes negativos aun son mayoría.


2 de Septiembre de 2010

La salida real después de solucionar los trámites administrativos es a las 9 y media, en la oficina de turismo no me animan mucho porque hay demasiado tráfico, aunque luego no ha sido para tanto, o es que me he acostumbrado. Lo que si que consigo es la guía de albergues de Francia, y eso me soluciona muchos alojamientos, como el de esta próxima noche. Conforme pasan los Km. le voy dando vueltas al asunto de la ruta, llego a la conclusión de que aun con condiciones ideales (todos sabemos que nunca se cumplen), no puedo llegar en las fechas previstas, si a eso le añadimos que los km van demasiado lentos con tanto peso, y que así no disfruto nada…la decisión la voy tomando a cada pedalada. Voy a ir dirección Rodez (134km), allí hay Albergue y la gare (la estación de tren) donde espero coger un tren para ir a conectar con la eurovelo 6 (a ver si es algo más relajada), para salir a las fuentes del Danubio y de allí me queda la parte que más me interesa por lo desconocida que me resulta Alemania. La solución mañana.
Caylus
La ruta excepto los primeros 20 Km. que han sido por la N 20, enseguida han sido por departamentales en general buenas pero con más tráfico del que desearía. Como estos días atrás los pueblos sorprenden por su belleza y autenticidad, como el caso de Caylus, aunque como por toda la zona la carretera es un continuo subir y bajar (yo siempre creo que subo más que bajo), que destroza piernas y ritmos. Eso ha provocado un retraso acumulado que hace que me sienta como en una contrarreloj constante que no me permite parar donde quiero…por eso también creo que he tomado una buena decisión.
La llegada igual que los días pasados agónica, mirando el “cuenta” a ver si avanzamos..por si fuera poco esa manía que tenemos franceses y españoles de colocar los pueblecitos en alto para tirarles piedrecitas a los que se acercan con mala cara, hace que los últimos Km. sean” pa arriba…”para descubrir como siempre te temes que el albergue no está en el centro sino en un barrio-pueblo hacia abajo…pues a continuar. Llegada triunfal, siete y pico, y el albergue a tope…pero doy tanta pena que encuentran un sitio para mi, y esta vez habitación particular con baño y ducha privado..al menos el día parece que termina bien.

Las sensaciones físicas comienzan mejor que los otros días, el culo ya no chilla, y parece que el descanso de hotel le ha sentado bien, aunque al final como los otros días.
La moral no parece muy alta, y al mínimo me desanimo. Ya ha pasado un mínimo de tiempo, pero no me convence lo que siento. Me preocupa más el ha donde puedo llegar, y cual tiene que ser la ruta para optimizar, que el propio camino y la conexión conmigo que tanto busco. Al decidir lo del tren me relajo de primeras, pero después el cansancio, la ruta, la necesidad de llegar se vuelven a apoderar de todo, y al llegar estoy aun lejísimos de lo que realmente busco.
Mañana es un aniversario muy importante y por eso espero que también lo sea para este camino…

3 de Septiembre de 2010

Hoy es día de descanso, tras mi primer desayuno oficial, con su café, pan con mantequilla, mermelada, y zumo de naranja. Después de recoger todo me dirijo a la estación de tren para ver las combinaciones posibles, y tristemente todo pasa por descender a Toulouse para poder subir a Besançon, así que decido tener un día tranquilo y cultural, visitando la ciudad hermanada en tantos sentidos con mi natal Zaragoza y que prácticamente desconocía. Así que elijo una combinación con tren nocturno que me permitirá rodar prontito por Besançon  a ver si por fin un día llego pronto al destino.
Al final la tarde se hizo larga mientras buscaba wifi. He comido en un hindú, el pollo tandori, muy cuidado y a gusto. La noche desde Nimes aun nos deparara sorpresas, no hay sitio para la bici, aunque a pesar de todo duermo un poco en el vagón-cama y todo sale bien.

4 de Septiembre de 2010

Hoy el día comienza de madrugada en la estación de Besançon, olor a croissant, desayuno, y aun de noche busco la oficina de turismo. El día comienza muy bien, por fin wifi, un amanecer extraordinario, y la velorute justo al lado.
El carril bici espectacular, las imágenes y paisajes quedan grabados. Todo cobra sentido, y me alegro de todas las decisiones tomadas .Rodar se vuelve un placer, y ansias ver más y más .La idea buenísima, se dinamizan lugares, los carriles bici los utilizan patinadores, sillas de ruedas eléctricas, carritos de la compra, ciclistas y viajeros. Me gustar estar aquí y participar de este proyecto. Entre tanto como en rincones con encanto y naturaleza en estado puro.
Mi primera toma de contacto con este macro carril bici está siendo muy buena, pienso en hacer más Km. pero al llegar a Montbeliard en la oficina de turismo me encuentro con una encantadora mujer que me ayuda con el alojamiento, no hay albergue, y como en Belfort hay uno intenta llamar, no responden(y menos mal porque ir supone un desvío de la ruta), así que me encuentra el precio más barato en el hotel Formula 1,es una cadena muy barata casi como en un albergue pero con habitación propia, televisión y wifi. Por fin podremos hablar por Skipe. La cena pizza del chef mientras veo España-Grecia del mundial de baloncesto. Ganamos.

5 de Septiembre de 2010

Desayuno en el hotel descubriendo la gente tan rara que viene a estos sitios, cargo las pilas, y a rodar. Las sensaciones van cada día mejor, además los paisajes continúan. Dirección Mulhause y de allí a Basel en Suiza. Mi idea es aprovechar que hace bueno y avanzar, pero el caos de señales, y sobre todo el caos de Basel (si increíble pero suiza caótica), hace que me decida por encontrar el albergue y quedarme. Menos mal, sino me habría perdido. Entre el Doubs y el canal du Rhone au Rhin y este último la ruta se sucede. Como ha ocurrido hasta ahora las entradas y salidas de ciudades lo más caótico, y entre puentes y esclusas hay que ir muy atento a la señalización ya que a partir de ahora las rutas se mezclan y surgen como champiñones, y no digamos al llegar a suiza que todo tiene que ser más diferente todavía. Trozos no asfaltados pero de muy buen firme se suceden en esta última parte. En Mulhause entro al centro a buscar una tienda que me han dicho está abierta a pesar de ser domingo. La salida con problemas, pero al final encuentro un lugar donde comer.
Mulhause
En Basel prevalece el alemán, lo que todavía acrecienta más el caos que ya existe. Por fin doy con el albergue, muy moderno, muy suizo, y muy caro, además todo son francos suizos. Coincido en la habitación con un japonés y así puedo empezar con el inglés.
Paseíto tras la cena y parece que he encontrado la ruta buena para mañana..ya os contaré.


6 de Septiembre de 2010

Al final si que fue la ruta buena, aunque como todo aquí en Suiza rebuscado y muy confuso, si a eso le añadimos que además es un país aun mas montañoso que el nuestro, la actividad se resume en un sube y baja, parando en cada cruce. La parte buena son los bosques por los que en buena medida discurre la ruta. Muchos trozos de tierra con gravilla que me hacían preocuparme por la ya de por sí delicada bici.
Mi sensación al principio es de que no hacia más que dar vueltas sin avanzar mucho y pasando el tiempo. Es verdad que he salido con la idea de hacer Km. ya que el tiempo aun es bueno, y en cambio ya dan lluvia para mañana. Por eso en parte he estado algo negativo hablando mal de los suizos, que si ya de por si los tenia atravesados, en este viaje…más.
He pasado por un teatro romano que en la actualidad se ha recuperado para actividades, y que en su momento se uso como espectáculo incluso con fieras. He pasado por bonitos pueblos llenos de flores con ese toque tan alemán de toda esta parte, casi todo el tiempo la otra orilla es germana. Muchos tramos son o por carreteras o por pistas no en tan buen estado como las francesas, pero con mucho encanto.
A punto de llegar a Schaffhausen paso por las ya oídas cascadas del Rhin (no tienen más de 23 m pero llegan a llevar 650m cúbicos por segundo. El lugar muy bonito, y para mi sorpresa hay un albergue, así que solicito alojarme en él, y de nuevo parece buena opción, por lo tranquilo y espectacular del lugar.
En total 130 Km. que me han costado más de lo deseado pero que como siempre han merecido la pena.

7 de Septiembre de 2010

La mañana como se esperaba comienza con lluvia, así que salgo por primera vez con todo lo de agua, aunque a lo largo del día deja de llover e incluso se seca el suelo. En el albergue además de los niños duermo de nuevo con unos japoneses que me entero han venido por una boda y salen hoy desde Zurich, como hace un año nosotros. Los recuerdos vienen y van.
Entrada en Alemania
 El día como digo va mejorando y voy pasando por muchos lugares con encanto como la última ciudad suiza antes de salir. Ya en Alemania me relajo un poco, aunque las cosas no son tan buenas ya que por aquí escasamente en las oficinas de turismo hablan ingles. Mi objetivo es llegar al Danubio por la eurovelo y lo conseguiré llegando a Tutlingen a unos 36 Km. de las consideradas fuentes de Donausingen. Al llegar paso por el Lidel para reponer y me dirijo al centro. He realizado casi 100 Km. y sobre todo la última parte por las cuestas ha sido duro. Tampoco hay albergue y lo más barato que encuentro son 45 euros con desayuno…ya empieza a preocuparme el alto gasto en alojamientos con el que no contaba. La cena la soluciona el donner kebap mas barato de la historia por 2,5 euros. Necesito descansar, además toda la tele es en alemán así que..a dormir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario