lunes, 10 de octubre de 2011

MALTA

Sentimientos encontrados se acumulan dentro cuando me propongo escribir estas líneas sin haber aún abandonado la isla. Muchas palabras se atropellan por salir para definir como es:
 Tráfico,suciedad,calor,idioma,turismo,historia,cultura,ingleses,televisión, romántica,artificial,Italia,caliza, mediterránea,transparente,Libia,peces,ruido,autobuses,masificación,
sal,agua, sol...

Seguro que son muchas más, y explicarlas se extendería más de lo deseado, entrando en muchos casos en lo personal, y dejando la ansiada objetividad demasiado lejos.
Malta es el país con mayor densidad de población de toda Europa, y eso se nota en cuanto tratas de moverte por las islas. El turismo de masas con sol e Inglés barato tambien le pesa a un país con una situación estrategica privilegiada que la historia se ha encargado de remarcar. Bañarse en aguas cristalinas rodeado de murallas y palazzos que nada tienen que envidiarle a la soñada Venecia, es un lujo, y más cuando dejas de fluir con las masas y te pierdes por los incontables rincones llenos de historias que contar.
La gente no habla inglés, y eso es malo si vas a estudiar, pero es interesante en tanto que los malteses guardan un rico patrimonio mezcla sobre todo de árabe e italiano condimentado con numerosas influencias.
Para los habitantes de nuestra amada península  de tan favorable climatología con  costas bañadas en muchos casos por un mismo mar que provoca similares paisajes, poco sorprende. Sus gentes dadas a vivir en las calles, con la familia como elemento fundamental son de parejas costumbres a los pueblos mediterráneos a pesar de las muchas ocupaciones sufridas.
En cualquier caso, una buena experiencia y nuevos viajes por soñar, aunque sean en barco, y con tres pasajeros.




No hay comentarios:

Publicar un comentario